4 prequntas típicas sobre la purificación del biogás y el biometano

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE EL BIOGÁS Y EL BIOMETANO?

El biogás se produce a través de la digestión anaeróbica por microorganismos y es una mezcla de CO2 y CH4. El biometano es biogás que ha sido mejorado por un proceso comúnmente llamado “upgrading” que lo convierte en un gas de alta calidad con un mínimo del 96% de CH4. Mientras que el biogás es más comúnmente utilizado en sistemas combinados de calor y energía (CHP), el biometano se puede inyectar en la red de gas para reemplazar el gas natural.
 

¿CUÁLES SON LOS CONTAMINANTES TÍPICOS EN EL BIOGÁS?

Además de CO2 y CH4, el biogás también contiene impurezas. Podemos dividirlas en dos grupos principales: componentes que contienen azufre, principalmente H2S y COV’s como terpenos y siloxanos. El H2S es el resultado de la degradación de los componentes orgánicos sulfurosos. Los terpenos son causados principalmente por la digestión de residuos verdes. Sin embargo, los siloxanos a menudo se originan a partir de componentes que contienen Sílice proveniente de los cosméticos y de las siliconas.
 

¿POR QUÉ ES NECESARIO ELIMINAR LAS IMPUREZAS?

En general, estas impurezas disminuyen la calidad del gas. Lo más problemático es su potencial para causar daños a otros equipos. El H2S, por ejemplo, causa corrosión del motor y acidificación del aceite del motor. Es necesario eliminar los COV’s porque pueden bloquear y degradar las membranas del proceso de mejora del biometano. Entre los COV’s, los siloxanos son especialmente dañinos ya que forman óxidos de sílice en el motor que producen graves daños por abrasión.
 

¿CÓMO PUEDE AYUDAR EL CARBÓN ACTIVADO EN LA PURIFICACIÓN DEL BIOGÁS Y EL BIOMETANO?

Tanto el H2S como los COV’s se pueden eliminar a valores por debajo de los niveles requeridos usando carbón activado. Sin embargo, cada grupo requiere una solución de eliminación diferente. Los COV’s se pueden eliminar con carbón activado estándar, pero para la eliminación de H2S se requiere de un tipo de carbón impregnado diseñado específicamente para permitir la reacción química correcta. Las condiciones del proceso serán determinantes en el rendimiento del carbón.