Aprovechar las aguas subterráneas limpias gracias a una barrera hidráulica

Durante mucho tiempo, no se conoció el potencial de las aguas subterráneas: se utilizaban solamente para regar, para llenar piscinas o estanques, o para dar de beber a animales. Sin embargo, ahora cada vez hay más empresas y particulares que buscan nuevos modos de aprovechar las aguas subterráneas; por ejemplo, se pueden usar en casa sin ningún problema para ahorrar mucha agua corriente.

Utilizar aguas subterráneas limpias y saludables

Si se quiere utilizar agua subterránea sin riesgo, hay que saber con seguridad que el agua es saludable, no comporta peligros y no ha sufrido contaminaciones nocivas. El gobierno obliga a las empresas cercanas a prevenir o remediar la contaminación. En este sentido, se presta especial atención a microcontaminantes, como los compuestos orgánicos halogenados, o AOX: unas sustancias tóxicas de difícil descomposición que permanecen mucho tiempo en las aguas subterráneas y con el paso del tiempo se van acumulando en los seres vivos (bioacumulación). Las moléculas AOX son dañinas para personas y animales, incluso en concentraciones pequeñas.

Barrera hidráulica

Los microcontaminantes están por todas partes. Muchas empresas los producen o utilizan. Un ejemplo típico de ello son las empresas que fabrican sistemas de protección de cultivos, como pesticidas, fungicidas y herbicidas. A pesar de todas las medidas de precaución, siempre existe un riesgo de fugas, pérdidas o vertidos. A través del agua de lluvia, estos productos o sus componentes activos acaban llegando a las aguas subterráneas. Una barrera hidráulica puede ser la solución. Las aguas subterráneas se bombean al final del terreno de la empresa y, una vez depuradas, se introducen de nuevo en el ciclo del agua, limpias y seguras para la salud del ser humano y del medio ambiente.

Carbón activo y filtros MOBICON

Para este fin, DESOTEC ha desarrollado un surtido de filtros móviles: MOBICON®. Estos filtros se pueden para todo tipo de caudales. Las moléculas persistentes o microcontaminantes se acumulan en el carbón activo mediante adsorción y a continuación son destruidos en nuestra fábrica de reciclaje. Disponemos de la experiencia necesaria para ayudarle a desarrollar una barrera hidráulica y a determinar un presupuesto de explotación correcto.

 

En las instalaciones de DESOTEC, todo el carbón usado es analizado de forma que se puedan tomar las medidas adecuadas para el manejo y extracción del carbón saturado de los filtros móviles. Las moléculas que fueron adsorbidas en el carbón activo en las instalaciones de nuestros clientes, son desorbidas dentro de nuestros hornos de reactivación. Estos contaminantes son destruidos por completo, de acuerdo con la legislación nacional y europea, mediante una instalación de incineración y neutralización. Dicha instalación al completo y sus emisiones están bajo continua monitorización en línea, lo cual garantiza que solo sea vapor de agua inocuo lo que sale por la chimenea.