Carbón activo, crucial para alcanzar normas de emisiones

Aircon V-XL

Las empresas químicas están sujetas al cumplimiento de normas estrictas. Un fabricante francés de resinas para intercambiadores iónicos debía satisfacer límites federales estrictos de emisión de COV (compuestos orgánicos volátiles). Estas son las sustancias que se liberan durante los procesos de secado. La nueva norma estipula, entre otras cosas, que el contenido de carbono no puede exceder los 100 g/h.

Para poder garantizar el cumplimiento de la norma, la empresa recurrió recientemente a Desotec para que examinara el tratamiento de estos flujos de aire contaminado. Después de que los resultados de la prueba piloto resultaran muy positivos, ambas partes se han enfocado ahora a la preparación de una solución global que estará operativa en el transcurso de 2019.

Depurador

La empresa comenzó a buscar soluciones para cumplir con la cuota y probó un depurador en una de las corrientes. Sin embargo, se demostró que no era lo suficientemente eficiente y que solo podía capturar un 80 % de los COV. A continuación, su consultora les aconsejó ponerse en contacto con Desotec.

Después de una primera solicitud, en marzo de 2018, Desotec planificó varias visitas al sitio, a fin de evaluar correctamente la situación y proporcionar una solución eficaz. En primera instancia, esta debía tratar el punto de emisión más complejo (con un caudal de 1000 a 2000 m³/h). Allí, Desotec instaló un patín Aircon 2000, un sistema de prueba con ventilador y chimenea. Esta instalación fue considerada de inmediato como prueba piloto y proporciona, entre otras cosas, una buena imagen del consumo y la carga. El carbón activo resulta extremadamente adecuado para lidiar con los picos fuertes de concentraciones de COV. Estos picos son provocados por el proceso de secado que tiene lugar por lotes. Los análisis mostraron rápidamente que este sistema funcionaba bien y podía servir como base para la elaboración de una solución global.

Centralización del tratamiento del aire

En la actualidad, Desotec está inmerso en la preparación de la instalación completa de una filtro de carbón activo que reunirá y tratará los tres puntos de emisión a partir de 2019. El Aircon V-XL, con una capacidad de 11 toneladas de carbón activo para caudales de hasta 55.000 m³/h, filtrará el flujo de aire total, a saber, de 10.000 a 15.000 m³/h. Los resultados de la instalación piloto demuestran que los COV son capturados de manera eficiente. Al mismo tiempo, brindan una imagen fiel de la capacidad de adsorción y permiten calcular con precisión el costo anual de la instalación definitiva, de modo que el cliente está en condiciones de generar un presupuesto exacto. La instalación completa y el concepto «plug & play» ofrecen un valor agregado para el cliente. Además, gracias a la gran capacidad del filtro Aircon V-XL, Desotec puede reducir significativamente el número de intercambiadores de los filtros móviles. Una ventaja adicional es que el carbón activo saturado es fácil de reactivar.

Fondo de comercio

Gracias a la instalación piloto, el cliente francés sabe que el problema está completamente bajo control. Por esta razón, las autoridades gubernamentales otorgaron a la empresa un plazo adicional para la elaboración de un solución global eficiente y certera.