Control de las emisiones de COV en la producción de mobiliario de madera

VOC removal - Aircon filter

El control de las emisiones de COV supone un reto importante para el sector del mobiliario de madera. 

En este caso, una fábrica de mobiliario de cocina producía unas emisiones de COV en un rango de 250 a 1 500 mgC/m3 y necesitaba ceñirse al límite establecido por la normativa de tan solo 75 mgC/m3.

DESOTEC suministra filtros móviles para varias empresas de mobiliario de madera. Las soluciones son modulares y flexibles, lo que significa que se pueden adaptar a las necesidades cambiantes de cada fábrica en particular, a los productos químicos que utiliza y al panorama normativo en el que se enmarca.

En la fábrica de mobiliario de cocina en cuestión, se seleccionó un filtro Aircon V-XL como el sistema óptimo y ya se encuentra funcionando de manera eficaz en el mantenimiento de las emisiones de COV por debajo del límite.

El problema

Los sistemas de extracción de COV para su uso en la producción de mobiliario de madera deben ser capaces de solucionar varios problemas clave.

En primer lugar, existen varias fases de producción durante las que se pueden emitir COV, por ejemplo, el encolado, el pintado, el laminado y el barnizado. Esto quiere decir que existen distintas áreas en la fábrica donde es necesario eliminar los COV en diferentes fases del proceso de producción, como en las cabinas de pulverización y las paredes de pulverización de pintura.

También se emplea una serie de productos químicos, siendo los más habituales y potencialmente nocivos el acetato de butilo y el xileno.

Por último, la concentración de emisiones fluctúa durante las distintas fases del proceso de producción.

Por tanto, el sistema de extracción de COV debe ser capaz de gestionar una producción desigual, distintas fuentes de COV, varios productos químicos y un amplio abanico de concentraciones.

En la fábrica de mobiliario de cocina de nuestro cliente hay cuatro puntos que emiten COV: dos hornos de secado y dos cabinas de pulverización. El mobiliario se fabrica con compuestos de madera, lo que significa que contiene colas y resinas, mientras que el acabado incluye pinturas, laminados y barnices.

Se emiten distintos COV en distintas fases del proceso de fabricación, lo que requiere la instalación de una solución que sea tanto robusta como ampliable.

La solución

El cliente se decantó por el sistema de filtro móvil Aircon V-XL de DESOTEC por su flexibilidad y eficiencia. Este modelo es capaz de gestionar una tasa de flujo de 5 500 a 55 000 m3/h. Para adsorber los COV contiene carbón activo R-PURE. Las impurezas se adhieren a la superficie de los poros del carbón hasta que se satura el filtro.  

En el caso de la fábrica de mobiliario de cocina, las cuatro fuentes de emisiones se combinaron en un solo sistema de extracción. Se instalaron válvulas de control automáticas para que el filtro extrajera los COV solo durante las fases correspondientes del proceso de producción.

También se instaló un detector de ionización de llama (FID, por sus siglas en inglés) que mide continuamente la concentración de COV en el gas purificado, de modo que el cliente sepa cuándo se está saturando el filtro y pueda programar su cambio por parte de DESOTEC.

El cambio del filtro móvil es relativamente sencillo y se puede hacer en tan solo una hora; no como el cambio de filtros fijos, que es un proceso mucho más largo y complicado.

Para facilitar la conexión, el filtro se conecta a una estación de acoplamiento fija, el sistema patentado AIRCONNECT de DESOTEC. Permite cambiar el filtro de carbón activado sin necesidad de conectar y desconectar las tuberías de entrada y salida, ahorrando así tiempo y esfuerzo.

El camión de DESOTEC realiza las maniobras de cambio y recolocación . A continuación, el conductor se lleva el filtro saturado a las instalaciones de DESOTEC, eliminando el riesgo que supone para el cliente manipular cualquier tipo de contaminación del carbón usado.

El resultado

La fábrica de mobiliario de cocina en cuestión produce concentraciones de COV que oscilan entre 250 y 1 500 mgC/m3. A pesar de estas fluctuaciones y las operaciones desiguales de la fábrica, el Aircon V-XL es capaz de funcionar sin contratiempos, manteniendo las emisiones dentro de los límites establecidos por la normativa de tan solo 75 mgC/m3. Maneja una tasa de flujo de 38 000 m3/h, cómodamente dentro de su capacidad.

Para garantizar un funcionamiento seguro, también se ha instalado un detector de puntos calientes que evita la combustión en el lecho de carbón del filtro, cerrando el sistema y descargando en él un gas inerte en caso de detección de monóxido de carbono en el gas purificado. A continuación, se deja enfriar el filtro, que podrá reiniciarse al cabo de un día.

Este solo es un ejemplo del filtro de carbón activo de DESOTEC en acción. Póngase en contacto con nuestro equipo hoy mismo para averiguar en qué podemos ayudar a su empresa.

 

En las instalaciones de DESOTEC, todo el carbón usado es analizado de forma que se puedan tomar las medidas adecuadas para el manejo y extracción del carbón saturado de los filtros móviles. Las moléculas que fueron adsorbidas en el carbón activo en las instalaciones de nuestros clientes, son desorbidas dentro de nuestros hornos de reactivación. Estos contaminantes son destruidos por completo, de acuerdo con la legislación nacional y europea, mediante una instalación de incineración y neutralización. Dicha instalación al completo y sus emisiones están bajo continua monitorización en línea, lo cual garantiza que solo sea vapor de agua inocuo lo que sale por la chimenea.