El carbón activo acaba con los disolventes clorados

Las empresas de producción de la industria farmacéutica no pueden evitar la presencia de disolventes clorados en sus procesos de fabricación. Para evitar que estas sustancias puedan llegar al entorno a través del aire, es necesario un tratamiento rápido y preciso de las mismas. Desotec ayudó a una empresa farmacéutica con una solución temporal y proporcionó una solución de respaldo que permitiría anticipar de forma inmediata posibles emergencias  en la instalación permanente.

En la producción de medicamentos, las empresas farmacéuticas siempre se ven obligadas a utilizar disolventes clorados. Los componentes de estos disolventes son muy volátiles, por lo que pueden propagarse a gran velocidad por el aire. A fin de controlar de forma integral el problema de las emisiones, una empresa farmacéutica española en rápida expansión estaba buscando una solución adecuada a corto y largo plazo.

Debido a su insatisfacción por la alta frecuencia de cambio  del sistema que tenían y a la calidad insuficiente del servicio, esta empresa farmacéutica decidió buscar otro socio para la purificación del aire que sí cumpliese con sus expectativas. La empresa ya conocía a Desotec, por lo que decidió confiar en nosotros también para este proyecto.

Hace algo más de un año, Desotec ya había instalado para dicha empresa 4 filtros Aircon 2000 C, con los que se logró controlar el nivel de contaminación existente en aquel momento. Debido a un aumento considerable y repentino de la producción, el cliente también tendría que hacer frente a un crecimiento exponencial de los niveles de contaminación, lo que hacía necesario un rápido incremento del número de filtros móviles a muy corto plazo. En estrecha coordinación con el cliente, Desotec fijó el plazo de entrega e instaló otros doce filtros Aircon 2000 C en un breve espacio de tiempo. Estos filtros se concibieron como una solución provisional ideal en espera de la implementación de una solución definitiva en las instalaciones del cliente, que en este momento se encuentra en plena fase de preparación. En cualquier caso, incluso después de la puesta en servicio de dicha solución permanente, esta empresa farmacéutica confiará en nosotros para suministrar una solución de respaldo de alto rendimiento para la nueva instalación, con filtros temporales del mismo tipo.

El mayor reto al que nos enfrentamos en este proyecto fue la gran velocidad a la que debían ser reemplazados los filtros, debido a los volúmenes de contaminación de la empresa. Desotec reemplaza 6 de los 16 filtros todas las semanas, tan pronto como estos llegan al punto de saturación. Gracias a nuestro enfoque y a nuestro excelente nivel de servicio, este fabricante de productos farmacéuticos ya no tiene que preocuparse por el problema de la contaminación.