El carbón activo garantiza la puesta en marcha sin olor de las plantas de biogás.

¿Por qué es importante evitar las molestias de olores en la producción de biogás?

La llegada de una unidad de producción de biogás a menudo conduce a muchas protestas entre los residentes locales, por temor a las molestias por el olor. En Dinamarca este tema es más intenso que nunca. Para garantizar una relación armoniosa con los residentes locales, un constructor y operador líder de plantas de biogás decidió utilizar la purificación con carbón activo durante la puesta en marcha y la explotación continua de cada instalación.

Las molestias agudas por el olor causadas por una planta específica provocaron una tormenta de protestas en Dinamarca que tuvo un efecto perjudicial en la opinión pública general sobre las plantas de biogás. Esa oposición incluso causó el aplazamiento y cancelación de nuevos proyectos. Un actor líder del mercado danés se dio cuenta de que se necesitaba una solución integral y duradera para abordar el problema con energía y crear una base de apoyo para dichas plantas de biogás en los residentes locales.

Carbón activo, una opción mejor que los biofiltros y biodepuradores para iniciar una unidad de biogás

En el pasado, esta compañía ya había invertido en biofiltros y biodepuradores para hacer frente a los problemas de olores. Sin embargo, estos sistemas no ofrecen una solución adecuada en la puesta en marcha una planta de biogás. Durante las primeras semanas se bombea material orgánico a los fermentadores, tras lo cual las bacterias comienzan lentamente a hacer su trabajo y provocan emisiones muy olorosas, influenciadas, entre otras cosas, por la presencia de sulfuro de hidrógeno (H2S). Debido a que los biofiltros y los depuradores tardan un tiempo en funcionar a máxima velocidad, no pueden hacer frente a ese problema de olor.

Para la puesta en marcha de una nueva unidad de biogás en la isla de Funen, la compañía decidió contactar con Desotec y resolver este problema con filtros móviles de carbón activo. Suministramos un skid con un filtro Aircon 2000 y un ventilador listo para usar. Un tubo flexible del fermentador se conectó al ventilador, que impulsa un flujo de gas en el filtro a un caudal de 330 m³/h. Gracias a una selección precisa del tipo correcto de carbón activo, la concentración de H2S se reduce de 1.000 ppm a 0 ppm.

La eliminación completa de olores con carbón activo mejora la opinión pública sobre las plantas de biogás

Debido a la urgencia del proyecto, Desotec tuvo que responder rápidamente. La instalación móvil se entregó desde la oficina central en Roeselare a mediados de abril de 2019 y se puso en funcionamiento dos semanas después. Esto ha provocado una ola de satisfacción del cliente, que ahora utilizará este enfoque en el inicio de cada nueva instalación de biogás. Además, en el futuro, la compañía desea definir cuidadosamente todas las fuentes de olores de las plantas de biogás en cada nueva planta y tratarlas mediante filtración con carbón activo.