Eliminación de H₂S y COV del biogás

En toda Europa, las autoridades y las empresas reconocen cada vez más el potencial de los residuos alimentarios como fuente para producir energía renovable.

La filtración con carbón activado se considera la mejor tecnología disponible para filtrar el biogás y convertirlo en biometano e inyectarlo en las redes de gas nacionales.

El problema

Una empresa de gestión de residuos tiene un centro en el sur de Bélgica donde procesa los residuos de la industria alimentaria. Utiliza la digestión anaeróbica como tecnología para producir biogás.

Se utilizó para alimentar este biogás en un motor de producción combinada de calor y electricidad (CHP) para producir una forma renovable de energía. DESOTEC suministró un filtro móvil para eliminar el sulfuro de hidrógeno (H₂S) del gas para evitar que se dañe el motor.

Recientemente, la empresa decidió convertir el biogás en biometano (CH₄) para inyectarlo directamente en la red nacional de gas. Esto tiene más sentido desde el punto de vista económico.

Sin embargo, esto requiere que el biogás se someta a una etapa adicional de purificación para no dañar la tecnología de membranas utilizada en el proceso de mejora; y para que el biometano sea lo suficientemente puro para su uso en la red nacional.

Dado que la biomasa de este emplazamiento son residuos alimentarios, contiene altas concentraciones de compuestos orgánicos volátiles (COV): entre 500 y 1 000 mg/m³. Los niveles de H₂S se sitúan entre 100 y 200 ppm. Para el biometano, tanto los niveles de H₂S como de COV deben ser extremadamente bajos: menos de 5 ppm.

Como la empresa ya trabajaba con éxito con DESOTEC, volvió a recurrir a nosotros para que le ayudáramos con sus nuevos planes.

La solución

Nos basamos en nuestra amplia experiencia en los mercados del biogás y el biometano para diseñar un sistema eficaz para este cliente.

Ahora hemos suministrado tres filtros AIRCON HC-XL en serie para manejar un caudal de 1 000 m³/h. El primero contiene carbón impregnado, que elimina el H₂S. El segundo y el tercer filtro contienen carbón no impregnado para tratar los COV.

La colocación de filtros en serie garantiza el cumplimiento de los objetivos de tratamiento: si un filtro se satura, el siguiente adsorberá los contaminantes hasta que el primero se cambie. Esto también optimiza el consumo de carbón activado, lo que hace que la instalación sea más rentable y sostenible.

Una vez filtrado, el biogás es lo suficientemente puro como para pasar por unas membranas que lo separan en dos flujos: biometano y dióxido de carbono. Este último puede liberarse de forma segura a la atmósfera.

Los resultados

Los filtros se instalaron antes del verano de 2021 y están reduciendo con éxito los niveles de H₂S y COV por debajo de 5 ppm. El carbón activado se considera la única tecnología capaz de reducir estos contaminantes a niveles tan bajos.

Se prevé que cada filtro dure alrededor de un año antes de tener que cambiarlo. Una de las principales ventajas de un sistema de filtrado móvil en lugar de uno fijo es que el cambio es rápido y sencillo. La producción de biometano en este emplazamiento es continua, y la empresa cobra mientras suministra a la red nacional. Por lo tanto, las paradas prolongadas harían perder al cliente importantes sumas de dinero.

Además, DESOTEC cuenta con la mayor flota de filtros móviles de Europa, por lo que podemos responder rápidamente cuando se requiere un cambio de filtro.

A continuación, transportamos los filtros cerrados de forma segura fuera de las instalaciones de los clientes y los llevamos a nuestras instalaciones, donde se analiza todo el carbón usado para poder tomar las medidas de seguridad adecuadas para su manipulación. Todas las moléculas adsorbidas en el carbón activo se desorben en los hornos de reactivación de DESOTEC. A continuación, estos contaminantes se destruyen de acuerdo con la legislación nacional y europea mediante una instalación de incineración y neutralización. Toda la instalación y sus emisiones están sometidas a un control continuo en línea, lo que garantiza que sólo sale vapor de agua inofensivo de las chimeneas.

Contacte con DESOTEC hoy mismo

Para hablar de cómo podrían funcionar nuestros filtros de carbón activado móviles en su empresa, póngase en contacto con nuestro equipo de ingenieros hoy mismo.

 

 

En las instalaciones de DESOTEC, todo el carbón usado se analiza para poder tomar las medidas adecuadas en la manipulación y eliminación del carbón saturado de los filtros móviles. El carbón usado que cumple con los criterios de aceptación de DESOTEC puede ser reactivado.

Esto significa que todas las moléculas que se han adsorbido en el carbón activo en las instalaciones del cliente se desorben dentro de los hornos de reactivación de DESOTEC. A continuación, estos contaminantes se destruyen completamente, de acuerdo con la legislación nacional y europea, mediante una instalación de incineración y neutralización. Toda la instalación y sus emisiones están sometidas a un control continuo en línea, lo que garantiza que sólo sale vapor de agua inofensivo por la chimenea.

En caso de que el carbón saturado no cumpla nuestros criterios de aceptación, se envía para su eliminación externa especializada.