Eliminación de hidrocarburos del petróleo en agua de una caverna rocosa subterránea

En un puerto de los países nórdicos, hay instalado un filtro DESOTEC para el tratamiento de 50 000 a 60 000 m³ de agua de una caverna rocosa subterránea, suficiente para llenar 24 piscinas olímpicas.

El filtro de carbón activo elimina satisfactoriamente los distintos contaminantes derivados del petróleo para que el agua pueda verterse correctamente al mar.

El problema

El cliente, una empresa especializada en el tratamiento de aguas contaminadas para proyectos de remediación y ambientales, necesitaba purificar el agua de una gran caverna rocosa de combustible subterránea cuyo dueño y gestor es su cliente final.

La tecnología de esta planta se ha basado en el uso de un lecho de agua fijo sobre el que se ha almacenado el combustible.

Antes de que la empresa pudiera verter el agua de forma segura de nuevo al mar, debía eliminar algunos contaminantes derivados del petróleo.

Estos contaminantes incluían: Hidrocarburos C10 a C40, compuestos orgánicos volátiles (COV), éter metil tert-butílico (MTBE), benceno y algunos hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH).

Si se hubiese vertido el agua sin tratar, podría haber resultado potencialmente nociva para los seres vivos como peces y aves marinas.

La solución

El cliente se puso en contacto con DESOTEC a principios de 2020 a raíz de colaboraciones pasadas en otros proyectos.

La situación no era urgente, puesto que el agua estaba contenida de forma segura en el depósito. Entregamos nuestro filtro MOBICON dos meses más tardes y el cliente empezó a acelerar sus operaciones inmediatamente.

El filtro se basa en dos tecnologías complementarias entregadas por el cliente en las instalaciones: un separador de petróleo y agua y un filtro de arena. El separador divide el grueso del petróleo y el agua en dos capas, pero deja residuos en el agua. El filtro de arena evita que la unidad de DESOTEC se obstruya. A continuación, se bombea el agua hacia el filtro MOBICON, donde el carbón activo adsorbe los contaminantes.

Actualmente, se tratan entre 300 y 600 m³ de agua diariamente y el proceso cesa durante la noche.

Una vez que se satura el filtro, los técnicos de DESOTEC lo cambian. A continuación, el carbón usado se transporta de nuevo a la planta belga de DESOTEC, donde se le toman muestras y analiza de forma segura, para más tarde reciclarse en uno de nuestros hornos de reactivación para su reutilización. El innovador tratamiento de gases de escape garantiza la total destrucción de toda contaminación.

Los resultados

Los resultados han sido excelentes. Las concentraciones de HAP del agua tratada se han reducido por debajo de los niveles normativos y se han eliminado por completo los COV. Ahora, las concentraciones de benceno, MTBE e hidrocarburos están por debajo de los límites permitidos.

El cliente está satisfecho con los resultados del proceso, que espera que continúe durante algunos meses más.

La caverna sigue en uso. En casos como este, además de las necesidades temporales, los filtros móviles pueden utilizarse como solución a largo plazo para tratar el agua. Este caso demuestra la versatilidad de las soluciones de DESOTEC. Se pueden utilizar para tratar flujos de agua muy pequeños hasta volúmenes totales extremadamente grandes. En este caso en particular, la magnitud del caudal a tratar era bastante habitual, pero la cantidad total resultaba elevada.

A veces, incluso a los ingenieros de DESOTEC les sorprende el amplio abanico de situaciones y sectores en los que pueden funcionar nuestros filtros.

Nuestras soluciones también pueden instalarse temporalmente, con vistas al uso a largo plazo, lo que las hace muy adaptables a las circunstancias y requisitos cambiantes.

Contacta con DESOTEC hoy mismo

Ponte en contacto con nuestro equipo de ingenieros para averiguar cómo los filtros de carbón activo móviles de DESOTEC pueden resultar útiles para tu empresa o proyecto.

 

En las instalaciones de DESOTEC, todo el carbón usado es analizado de forma que se puedan tomar las medidas adecuadas para el manejo y extracción del carbón saturado de los filtros móviles. Las moléculas que fueron adsorbidas en el carbón activo en las instalaciones de nuestros clientes, son desorbidas dentro de nuestros hornos de reactivación. Estos contaminantes son destruidos por completo, de acuerdo con la legislación nacional y europea, mediante una instalación de incineración y neutralización. Dicha instalación al completo y sus emisiones están bajo continua monitorización en línea, lo cual garantiza que solo sea vapor de agua inocuo lo que sale por la chimenea.