Eliminación del MCB de las emisiones al aire durante el mantenimiento del RTO

Actualmente, en Europa, las empresas productoras multinacionales se toman sus responsabilidades ambientales cada vez más en serio, lo que incluye la supervisión de las emisiones al aire generadas en cada una de las partes del proceso de producción.

El problema

En su planta de Alemania, esta empresa multinacional produce metilendifenil diisocianato (MDI), una sustancia química intermedia utilizada en la fabricación de materiales basados en polímeros como el poliuretano (PU). Este material se emplea en una amplia gama de industrias, desde la fabricación de asientos de coche de espuma, hasta colchones y aislamientos.

En el proceso de producción de la planta, se utiliza el monoclorobenceno como disolvente. Antes de poder liberar a la atmósfera las emisiones al aire, es necesario tratarlas para eliminar la molécula de monoclorobenceno (MCB).

Esta sustancia está presente en concentraciones de aproximadamente 300 mg/Nm3. Puesto que el MCB es tóxico para la salud de los seres humanos y el medio ambiente, su límite legal es de tan solo 20 mg/Nm3.

En esta fábrica se utiliza un oxidador térmico regenerativo (RTO, por sus siglas en inglés) para tratar las emisiones con el fin de poder liberarlas de forma segura a la atmósfera. Sin embargo, el RTO debe desconectarse durante 15 días cada dos años para someterse a una renovación fundamental.

Para no interrumpir la actividad de las instalaciones, la empresa necesitaba una solución de apoyo para utilizarla durante los trabajos de mantenimiento del RTO.

La solución

Anteriormente, la fábrica había podido reconducir las emisiones hacia otra instalación de tratamiento térmico dentro de la propia infraestructura durante el mantenimiento esencial del RTO. Sin embargo, esta instalación había sido retirada y la empresa quería pasar al tratamiento con carbón activo.

El cliente se puso en contacto directamente con DESOTEC gracias a una recomendación interna, puesto que ya habíamos trabajado con otras de sus filiales en proyectos de tratamiento de aire y agua en otras partes de Europa.

Para el cliente, nuestra propuesta única de venta se basó en la movilidad de nuestra flota, lo que facilita la instalación de nuestros filtros de manera temporal.

Tras algunas conversaciones, determinamos que el filtro más idóneo sería el AIRCON HC-XL, que sería capaz de gestionar el caudal de emisiones requerido de 2.500 Nm3/h, y lo entregamos en diez días.

Los resultados

El filtro funcionaba de forma eficaz, reduciendo la concentración de MCB de las emisiones por debajo del límite legal.

La planta no tuvo que parar durante la realización de los trabajos de mantenimiento por lo que los filtros DESOTEC fueron una solución muy eficiente.

Ahora, nuestros filtros se consideran una solución de apoyo a largo plazo para el RTO, especialmente durante los trabajos de mantenimiento de cada dos años.

El cliente también ha recomendado nuestra solución a otra planta "hermana". En dicha planta, los responsables buscan un sistema de apoyo permanente para evitar las costosas interrupciones de la actividad en caso de que su RTO sufra una parada imprevista.

Los fabricantes europeos cada vez se plantean más el uso del carbón activo como alternativa viable y, a menudo, conveniente, frente al tratamiento térmico de las emisiones al aire.

El carbón activo es más eficaz en el tratamiento de bajas concentraciones de MCB, lo que permite a los fabricantes reducir las emisiones nocivas. Además, aunque los RTO logran buenos resultados en la eliminación de COV como el MCB, el proceso de incineración genera dióxido de carbono (CO₂) que, naturalmente, en sí ya es perjudicial para el medio ambiente.

Aparte de que las empresas con grandes huellas de carbono deben hacer frente a mayores cargas impositivas, muchas multinacionales han adoptado principios de responsabilidad social corporativa y también desean mejorar su historial ambiental.

Dado que el carbón activo puede reutilizarse y adsorbe los contaminantes en lugar de quemarlos, también tiene una huella de carbono inferior, lo que lo convierte en una alternativa ecológica frente a los métodos de tratamiento térmico tradicionales.

Póngase en contacto con DESOTEC

En su búsqueda de soluciones óptimas para el tratamiento de las emisiones contaminadas, muchas empresas están acudiendo a los filtros de carbón activo de DESOTEC gracias a su flexibilidad, eficiencia en costes y respeto por el medio ambiente.

Como servicio móvil disponible en régimen de alquiler mensual, los sistemas de filtración DESOTEC son idóneos como alternativa temporal, sistema de apoyo a largo plazo o incluso como sustituto de los oxidadores térmicos regenerativos.

Llame a nuestro equipo de ingenieros hoy mismo para comentar de qué forma nuestras soluciones de filtración móvil podrían ayudar a su empresa a mejorar su impacto ambiental.

 

En las instalaciones de DESOTEC, todo el carbón usado es analizado de forma que se puedan tomar las medidas adecuadas para el manejo y extracción del carbón saturado de los filtros móviles. Las moléculas que fueron adsorbidas en el carbón activo en las instalaciones de nuestros clientes, son desorbidas dentro de nuestros hornos de reactivación. Estos contaminantes son destruidos por completo, de acuerdo con la legislación nacional y europea, mediante una instalación de incineración y neutralización. Dicha instalación al completo y sus emisiones están bajo continua monitorización en línea, lo cual garantiza que solo sea vapor de agua inocuo lo que sale por la chimenea.