Emisiones de barcos y barcazas: Eliminación de COV y olores

Las vías navegables europeas se utilizan ampliamente para el transporte de mercancías. Sin embargo, los procesos de carga, descarga y desgasificación de los buques pueden liberar vapores que contienen COV nocivos u olores desagradables.

El carbón activado es una tecnología de tratamiento clave que se utiliza con éxito para reducir las concentraciones de COV por debajo de los niveles permitidos, y mantener el aire con un olor agradable para las personas que viven cerca.

 

Mercado e impulsores

A medida que las empresas buscan reducir sus emisiones de CO₂ de los camiones, el transporte fluvial-marítimo se considera cada vez más una alternativa viable y sostenible. Se están construyendo nuevas terminales fluviales y es probable que aumente el uso de la red de vías navegables interiores.

Entre las mercancías que se transportan con frecuencia en barcazas están los productos petroquímicos, los productos a presión, el petróleo negro o los productos petrolíferos refinados y los productos químicos agrícolas. Si están en forma líquida, producen vapores que podrían ser perjudiciales si se liberan a la atmósfera.

En 2009, seis Estados europeos (Alemania, Países Bajos, Francia, Bélgica, Luxemburgo y Suiza) adoptaron el CDNI, que regula los residuos generados por el transporte en el Rin y otras vías navegables interiores. Este convenio se considera un modelo de transporte sostenible en los ríos y canales de toda Europa.

 

Emisiones del transporte por barco y barcaza

 

  • Fuentes de emisión.

Es probable que las emisiones se liberen en los muelles durante la carga y descarga de los depósitos de los barcos.

Los vapores también pueden liberarse durante la limpieza de buques y barcazas mientras están atracados.

Otra fuente es la desgasificación: la apertura de la bodega para liberar vapores. Los buques suelen desgasificarse durante sus viajes, pero cuando esto ocurre en las vías navegables interiores, puede dar lugar a quejas de las comunidades cercanas. La CDNI está prohibiendo progresivamente la desgasificación a menos que el barco esté en el muelle, donde las emisiones pueden ser tratadas.

 

  • Contaminantes

Entre los contaminantes que se emiten habitualmente se encuentran hidrocarburos como la nafta o el benceno. Estos pueden ser perjudiciales para la salud humana y el medio ambiente, y están sujetos a estrictos límites de emisión.

Muchas emisiones contienen sustancias químicas olorosas, por ejemplo, el petróleo crudo puede producir un olor sulfuroso. Las autoridades locales de medio ambiente pueden tomar medidas contra las empresas que causen molestias por olores.

 

  • Caudales y concentraciones

En el caso de las barcazas más pequeñas, de unos 2-3 000 m³, el caudal durante el proceso de carga y descarga suele ser relativamente bajo: unos 200-600 m³/h. El proceso suele durar entre cinco y seis horas.

Los barcos más grandes pueden tener caudales de 1 500 m³/h, y el proceso puede durar hasta 24 horas.

La concentración de contaminantes depende de varios factores, como la volatilidad del producto transportado y la temperatura. Oscila entre varios centenares de miligramos y varios gramos de COV por m³, pero tiende a situarse en el extremo superior de este rango.

 

  • Tecnología de tratamiento: incineración

Los sistemas móviles de combustión de vapores se instalan habitualmente en los muelles.

Incineran los gases, destruyendo los contaminantes pero provocando emisiones de CO₂ que potencian el cambio climático. Por tanto, no siempre es una solución ecológica a largo plazo.

La instalación de las unidades de incineración es cara y compleja, y requieren la presencia de un operario en el lugar siempre que se utilicen.

La incineración es más adecuada para tratar compuestos muy volátiles, como el etanol o la nafta, o para situaciones en las que se requiere un tratamiento permanente, como en las terminales de tanques con mucho tráfico. En estos casos, el carbón activado podría ser inadecuado, ya que el consumo de carbón podría ser demasiado elevado.

 

  • Tecnología de tratamiento: carbón activado

La filtración con carbón activado también se utiliza ampliamente para tratar las emisiones de barcos y barcazas.

El carbón se consume sólo cuando hay contaminantes, lo que hace que sea una tecnología más adecuada que la incineración en situaciones en las que el tratamiento es discontinuo o las concentraciones de contaminantes son bajas.

El carbón activado también es una solución más ecológica que la incineración: no produce emisiones de CO₂ y el carbón residual puede reactivarse.

Mientras los filtros están en uso, no se necesita ningún operario en el lugar.

 

Estudio de caso: eliminación de los olores del alquitrán viscoso

Este cliente transporta alquitrán viscoso, un producto derivado del petróleo crudo para fabricar combustible para barcos y aviones.

Los camiones cisterna se cargan tres veces al mes en un proceso que dura 30 horas cada vez y que libera emisiones con un caudal de 1 200 - 1 500 m³/ h. En total se cargan 80 000 toneladas de alquitrán viscoso al mes.

El alquitrán contiene muchos hidrocarburos grandes. Estos no se consideran especialmente perjudiciales para la salud humana, por lo que no están sujetos a un límite específico de emisiones. Sin embargo, los vecinos de la zona se quejan del olor aceitoso y sulfuroso que se emite durante el proceso de carga.

Por lo tanto, en 2019, el cliente contrató a DESOTEC para que instalara un filtro AIRCON HC-XL en el sitio, con un segundo como respaldo en caso de que el primero se sature y los olores comiencen a traspasar. Los filtros han dado buenos resultados y no se han producido más quejas por olores.

 

Estudio de caso: tratamiento de disolventes clorados con carbón activado

Este cliente carga productos químicos especiales en barcazas. Los productos químicos son disolventes clorados, que son potencialmente dañinos para el medio ambiente y la salud humana. Para la molécula específica en este caso, están sujetos a un límite de emisión de 1 mg/m³.

El caudal máximo durante el proceso es de 600 m³/h, y la carga tarda entre 5 y 8 horas.

La empresa ya disponía de un depurador y una incineradora para tratar otros compuestos. Sin embargo, estos disolventes clorados son corrosivos y dañarían esta tecnología.

DESOTEC suministró un filtro AIRCON 2000 en 2015, que ha funcionado bien desde entonces.

 

Ventajas de la solución de DESOTEC

Además de los beneficios generales del carbón activado mencionados anteriormente, las soluciones de DESOTEC ofrecen varias ventajas a los clientes.

Son móviles y "plug and play". Esto significa que los costes de inversión son bajos, y no hay necesidad de cientos de metros de tuberías para conectar los filtros a una instalación central.

Todo el carbón residual se transporta en filtros cerrados fuera de las instalaciones de los clientes para su tratamiento en las instalaciones de DESOTEC. Los contaminantes se destruyen completamente en los hornos de DESOTEC y el carbón se reactiva. Todo el proceso se supervisa continuamente, de modo que sólo sale de las chimeneas vapor de agua inocuo.

Para hablar de cómo las soluciones de DESOTEC podrían funcionar en su empresa, póngase en contacto con nuestro equipo hoy mismo.