Entrega de un sistema de filtración completo para la eliminación de olores

Aunque los filtros de DESOTEC suelen ser productos "plug and play", nuestro equipo de proyectos también puede proporcionar soluciones integrales para satisfacer los requisitos de filtración de clientes importantes. 

Nuestro equipo cuenta con los conocimientos sobre ingeniería, mecánica y electricidad necesarios para el diseño y la instalación de un sistema completo para la eliminación de COV, olores u otros contaminantes, sirviendo de punto único para aquellos clientes que desean cumplir los límites de emisiones.

El problema

Nuestro cliente es una empresa alemana que fabrica componentes para techos de asfalto, un material que emite compuestos orgánicos volátiles (COV) olorosos.

Dado que la fábrica actualmente está ubicada cerca de zonas de oficinas residenciales, debe reducir las molestias por olores, cumplir estrictos límites de emisiones y evitar las quejas de los vecinos.

Tras una prueba piloto, el cliente decidió sustituir sus lavadores de agua ineficaces por dos filtros AIRCON V-XL. Estos filtros tratarían un caudal de hasta 40 000 m3/h de distintas líneas de producción y puntos de emisión de toda la fábrica.

La fábrica varía su producción para satisfacer la demanda durante todo el año, funcionando durante más horas en primavera y en verano. Por este motivo, era necesario que la producción continuase durante los cambios de filtro. Se trata de una petición que cada vez nos hacen más empresas preocupadas por los costes, aunque el cambio de filtro solo lleva una hora.

El cliente contrató a DESOTEC no solo para el suministro de los filtros de carbón activo, sino también para el diseño y la instalación de un sistema completo, incluidos todos los componentes mecánicos, de ingeniería y eléctricos. 

La solución

DESOTEC diseñó el sistema para que cumpliera las especificaciones del cliente y las normativas alemanas sobre seguridad y emisiones. Se tardó entre cuatro y seis semanas en construir la solución en las instalaciones y esta presenta las siguientes características.

  1. Se trata de un sistema de válvulas basado en una configuración de avance/retroceso. El primer filtro adsorbe los COV hasta que se satura el carbón y el segundo filtro actúa como fase de refino. El sistema de válvulas sirve para desviar las emisiones al segundo filtro mientras el camión de DESOTEC cambia el primero por el filtro de recambio. Una vez instalado el filtro nuevo con carbón fresco, asume la función de filtro de refino. Cuando se satura este segundo filtro, las emisiones se redirigen al primer filtro mientras se cambia el segundo.

    Este método es eficiente, ya que permite a los clientes utilizar los filtros hasta su completa saturación y así evitar periodos de inactividad durante el cambio de filtro. Las válvulas también se pueden utilizar para desviar los filtros juntos en caso de que se produzca algún problema.

  2. Hay dos ventiladores instalados en paralelo que pueden ajustar su velocidad automáticamente en función del número de líneas de producción que estén funcionando, con el fin de mejorar la eficiencia energética y de costes. Solo funciona un ventilador a la vez y el segundo sirve de apoyo en caso de fallo del primero.  
  3. Los ventiladores van instalados en cerramientos insonorizantes, con un límite de 75 dB a un metro de distancia. Dado que los ventiladores se encuentran cerca de la entrada de la fábrica, el cliente desea mantener bajos los niveles de ruido.

  4. El sistema incluye una INERTI-BOX para detectar puntos calientes. Estos puntos calientes se pueden producir cuando el carbón adsorbe una alta concentración de COV, lo que provoca que el lecho del filtro se vuelva incandescente. Se trata de una función de seguridad desarrollada por DESOTEC que incorpora un sensor de monóxido de carbono (CO). Si se detecta CO, las válvulas hacia el filtro en cuestión se cierran automáticamente y el filtro se llena de nitrógeno para desplazar el oxígeno y evitar que se incendie. Después de un periodo de enfriamiento, el filtro puede volver a funcionar.

  5. Incluye un sistema de control de COV, para que el cliente pueda ver cuándo empieza a saturarse un filtro y programar su cambio. De esta forma, el cliente puede cumplir los límites de emisiones en todo momento, en lugar de esperar la visita de una empresa de control externa y posiblemente tener que cambiar el filtro con carácter urgente.

  6. Además de los ámbitos de la mecánica y la ingeniería, DESOTEC diseñó e instaló toda la parte eléctrica, de acuerdo con las especificaciones del cliente. De esta forma, el control del sistema se puede efectuar tanto desde el armario eléctrico como desde la sala de control principal de la planta.

    A pesar de todas estas funciones y trabajos relacionados, como la canalización, la instalación final es muy compacta.

Los resultados

Ahora, el sistema funciona de manera eficiente, eliminando los olores de la fábrica para satisfacción de los vecinos.

DESOTEC ha servido de punto único para el cliente y ha llevado a cabo todo el trabajo que, de otro modo, habría requerido de varios contratistas diferentes. De esta forma, se facilita la planificación de la instalación, a la vez que se evitan los costosos retrasos.

DESOTEC también cuenta con conocimientos específicos sobre optimización de sistemas de filtración con carbón activo de los que otros contratistas pueden carecer. Por ejemplo, nuestros equipos pueden mejorar tanto la seguridad como la eficiencia mediante la instalación de los ventiladores en el lugar correcto con respecto a los filtros, así como instalar la INERTI-BOX para eliminar los puntos calientes.

Póngase en contacto con DESOTEC hoy mismo

Si tiene interés en contratar a DESOTEC para diseñar e instalar su solución de filtración, hable con nuestros ingenieros hoy mismo.

 

En las instalaciones de DESOTEC, todo el carbón usado es analizado de forma que se puedan tomar las medidas adecuadas para el manejo y extracción del carbón saturado de los filtros móviles. Las moléculas que fueron adsorbidas en el carbón activo en las instalaciones de nuestros clientes, son desorbidas dentro de nuestros hornos de reactivación. Estos contaminantes son destruidos por completo, de acuerdo con la legislación nacional y europea, mediante una instalación de incineración y neutralización. Dicha instalación al completo y sus emisiones están bajo continua monitorización en línea, lo cual garantiza que solo sea vapor de agua inocuo lo que sale por la chimenea.