La seguridad como prioridad para eliminar las moléculas CMR.

El uso correcto de las moléculas CMR es un desafío importante para muchas empresas. Por un lado, necesitan estas sustancias en sus procesos de producción, pero después tienen que deshacerse de ellas de una manera segura y respetuosa con el medio ambiente. Los filtros móviles AIRCON de Desotec ofrecen una solución saludable, económica y ecológicamente responsable.

Las moléculas CMR (como el benceno, el acrilonitrilo y el diclorometano) se encuentran entre las "sustancias muy preocupantes" que requieren un plus de atención. Estas moléculas son carcinógenas, mutagénicas (tienen influencia en cambios en los rasgos hereditarios) y/o reprotóxicas (perjudiciales para la reproducción). Toda empresa industrial que trabaja con moléculas CMR está obligada a gestionar cuidadosamente las emisiones de estas sustancias y tomar medidas específicas de manera segura y rentable.

Combustión de gas

En el pasado, la combustión de gas era la opción más común para deshacerse de las moléculas CMR. Sin embargo, este enfoque implicaba tres desventajas esenciales: requería una gran inversión inicial, tenía altos costes operativos (debido a la discontinuidad) y, además, las muy altas emisiones de CO2 no eran precisamente respetuosas con el medio ambiente.

Una conocida empresa farmacéutica francesa también pasó por esta situación. Bajo la presión del gobierno, la compañía tenía que encontrar un enfoque rápido y efectivo del problema ya que, de lo contrario, podrían ser obligados a interrumpir la producción. La dirección contactó con Desotec buscando un tratamiento efectivo.

Después de una minuciosa consulta con el cliente, nuestro equipo de proyectos diseño una solución específica que abordaba los dos puntos de emisión de la compañía farmacéutica. Instalamos una serie de filtros móviles AIRCON para cada punto de emisión, que elimina completamente la emisión de las moléculas CMR de una manera completamente segura, compensando perfectamente la discontinuidad del proceso de tratamiento al garantizar un flujo de aire continuo en las instalaciones.

El cliente mata varios pájaros de un tiro: la solución de alquiler evita grandes inversiones, los costes operativos son sólo el 25% del enfoque anterior y las emisiones de CO2 son diez veces más bajas. Naturalmente, esto también garantiza la continuidad del proceso de producción. Además, el concepto de filtro está diseñado de tal manera que ya no se requiere intervención manual, lo que significa que el proceso es ahora 100% seguro. De esta manera, ya no existe ningún peligro para la salud de los empleados, ya sea en el cliente o en Desotec mismo.