Las molestias causadas por olores en la planta de biogás escandinava es cosa del pasado

AIRCON® HC-XL

La generación de electricidad de manera respetuosa con el medio ambiente es merecedora de aplauso, pero a veces viene acompañada de efectos secundarios desagradables. Por ejemplo, el hecho de que la producción de biogás puede originar molestias por mal olor. Un operador escandinavo de plantas de biogás resolvió este problema de manera certera y decisiva a través de una colaboración con Desotec. Dos filtros móviles de carbón activo con alta capacidad garantizan que el entorno haya dejado de sufrir los olores causados ​​por el H2S.

La empresa escandinava se especializa en la construcción y explotación de plantas de biogás. Para un cliente industrial importante, esta empresa construyó recientemente una nueva planta, que anualmente fermenta hasta 300.000 toneladas de desechos biológicos industriales. Esto hace una producción anual de 8 millones de m³ de biogás, lo que equivale a 1000 m³ por hora. El biogás es sometido, a continuación, a una actualización a biometano con calidad del gas natural. Una vez inyectado en la red, la empresa suministra energía a 5000 familias de esta manera. La puesta en marcha de la producción tuvo lugar a finales de 2018.

La actualización del biogás a biometano se realiza mediante la tecnología del «limpiador de aminas». Esto va acompañado por una corriente de gas de escape de 2000 m³/h, que se expulsa en el aire ambiente. Esta corriente contiene igualmente 2000 ppm de H2S (sulfuro de hidrógeno), lo que provocaba un problema de mal olor. El contratista y copropietario de la planta de biogás comenzó rápidamente a buscar la solución adecuada para abordar ese problema de la mejor manera. Después de probar infructuosamente algunas opciones alternativas, la empresa recurrió a Desotec. Los responsables conocían todavía a nuestra empresa de una primera reunión exploratoria, que había tenido lugar hace dos años.

Después de aprobar la oferta, abordamos este desafío muy rápidamente instalando la misma semana dos filtros de carbón activo del tipo AIRCON® HC-XL en el lugar. Estos filtros móviles son muy adecuados para tratar enérgicamente flujos considerables altamente contaminados. Después de un análisis de la «corriente de gas de escape» fueron llenados con carbón activo impregnado del tipo AIRPEL® ULTRA DS-6, que se consideraba la mejor solución para una purificación óptima del flujo residual.

Los filtros han estado en uso durante varias semanas y ofrecen muy buenos resultados. Incluso, las mediciones en la salida de los filtros ya no detectan H2S (0 ppm). El cliente está igualmente muy satisfecho con el funcionamiento de esta solución. Desotec también garantiza un buen seguimiento de la situación: una vez que los filtros están saturados, se reemplazan de inmediato, sin comprometer la productividad de la planta de biogás.