Pruebas piloto: una bendición para las instalaciones de alto rendimiento

Para que las instalaciones funcionen de manera óptima, lo mejor es que estén totalmente sintonizadas con las necesidades de una empresa. Las pruebas de laboratorio suelen dar una indicación importante, pero las pruebas piloto in situ permiten seleccionar el carbón activo apropiado para un proyecto, sobre la base de datos correctos y lograr una purificación continua y de alta calidad.

Este es el enfoque que DESOTEC despliega actualmente en una importante planta de tratamiento de residuos. Dicha empresa destila biogás de los residuos domésticos, convirtiéndolo en biometano de calidad, que es casi tan puro como el gas natural.  La disposición en serie de dos filtros de carbón activo trata un flujo de 300 m³/h.  Elimina H2S hasta el nivel requerido para la producción de biometano, extrayendo asimismo componentes orgánicos (COVs) del biogás.

Disposición en serie

Para la purificación de biogás a biometano, la empresa utiliza un tren de purificación, en el que los filtros de carbón activo también juegan un importante papel. El carbón activo debe eliminar el sulfuro de hidrógeno (H2S) del biogás para incrementar el grado de pureza y proteger los demás pasos de purificación de este perjudicial compuesto. Para seleccionar la solución correcta, DESOTEC le instaló a este cliente dos filtros AIRCON HC XL dispuestos en serie. La instalación en serie aumenta el rendimiento: esto permite la purificación continua, por lo que la carga de cada filtro se puede utilizar al máximo. Cuando el primer filtro está saturado, comienza a funcionar el segundo y se puede sustituir el primer filtro.

El biogás se extrae en un cierto punto y, a continuación, se envía a través de una configuración piloto paralela, donde se trata con dos tipos de carbón activo. El gas tratado se devuelve a la planta de producción sin ninguna pérdida.

Tipos de prueba

Con la instalación piloto se realizaron dos pruebas diferentes. Una prueba de carga, por una parte, que dio una idea de cuánto azufre captura realmente el carbón, mientras que, por otra parte, una prueba cinética reveló a qué velocidad se produce la aparición del H2S. La información de estas pruebas arroja información distinta a la de las pruebas de laboratorio, ya que las mediciones se realizan in situ con un contenido más alto de H2S, una temperatura más baja y un grado inferior de humedad. Los resultados de las pruebas piloto fueron positivos: muestraron una proporción lógica y esperada entre los datos in situ y los datos de laboratorio.

La comparación entre las pruebas piloto, las pruebas de laboratorio y los datos del cliente supone una información esencial para determinar el tipo apropiado de carbón activo y para llegar a conclusiones relevantes basadas en datos reales. A largo plazo se pueden hacer también ajustes en la composición del carbón activo mediante estas pruebas, con una composición de biogás variable. Gracias a la ejecución estandarizada de las pruebas piloto, los resultados también pueden tener un valor añadido para otras empresas de procesamiento de residuos.