Tratamiento de los COV en la industria de pinturas y revestimientos

Las empresas europeas se enfrentan a una presión creciente para reducir las emisiones de compuestos orgánicos volátiles (COV). La filtración con carbón activo es una tecnología de tratamiento versátil, sencilla y rentable para muchas aplicaciones, especialmente cuando la producción es discontinua.

 

El problema

Una empresa familiar alemana recubre envases para la industria cosmética, con clientes en toda Europa y el mundo. Está especializada en revestimientos decorativos de PVD, o metalización.

El PVD está basado en disolventes y produce emisiones que contienen COV, como acetona, acetato de butilo, xilol, butanol y etilbenceno.

Sin embargo, estos COV son perjudiciales para el medio ambiente y están sujetos a límites estrictos según la normativa alemana sobre emisiones atmosféricas, conocida como TA Luft. Aunque muchas empresas están sustituyendo los revestimientos con base de disolvente por alternativas con base de agua para determinadas aplicaciones, esto todavía no es posible para los productos metalizados.

En esta planta, los COV se emiten desde las cabinas de pulverización manual y durante el proceso de secado, con concentraciones que alcanzan una media de 80 mgC/m³. El límite permitido a la empresa es de 50 mgC/m³, por lo que las autoridades medioambientales la presionaban para que redujera las concentraciones reduciendo la producción o tratando las emisiones. De no hacerlo, podría verse obligada a cerrar.

La primera tecnología de tratamiento que la empresa investigó fue la oxidación térmica. Sin embargo, ésta requiere un flujo constante de emisiones a tratar para funcionar de forma óptima, y la producción de esta planta es discontinua.

Tras conocer a los representantes de DESOTEC en una feria, la empresa decidió que la filtración con carbón activado se ajustaba mejor a sus necesidades.

 

La solución

El sistema de DESOTEC se puso en marcha en los tres meses siguientes a la finalización de las conversaciones técnicas y comerciales con el cliente. Su instalación no supuso ninguna interrupción de la actividad del cliente.

La instalación consta de dos filtros AIRCON V-XL para manejar el altísimo caudal de 55.000 m³/h. Estos se colocan en una configuración de plomo y retardo, de modo que cuando el primero se satura, los COV son recogidos por el segundo filtro. A continuación, el primero se cambia por un filtro nuevo y se coloca detrás del que ya está operativo.

También suministramos nuestra estación de filtrado patentada AIRCONNECT plug-and-play. Se trata de una estación de acoplamiento para filtros, que reduce la necesidad de conectar y desconectar tuberías de gran diámetro y hace que el cambio de filtros sea aún más rápido y sencillo.

La última parte de la instalación fue el INERTI-BOX, que es el sistema de control y extinción de puntos calientes de DESOTEC. Este sistema utiliza un monitor de monóxido de carbono para detectar si se forman zonas incandescentes o humeantes en el lecho filtrante, y las apaga automáticamente con un gas inerte como el nitrógeno.

Aunque los puntos calientes o hotspot son muy raros en las instalaciones del cliente, en ocasiones se producen cuando la producción se reinicia tras una pausa y entra oxígeno en el sistema. En el caso de este cliente, esto ocurrió, y la INERTI-BOX consiguió eliminar el punto caliente. No se produjeron daños, y el filtro de carbón siguió siendo utilizable después.

 

Los resultados

Este sistema se instaló hace dos años y ha conseguido mantener las emisiones de COV por debajo de los límites permitidos. Las autoridades han retirado la amenaza de cancelar el permiso de la planta.

Sólo es necesario cambiar el filtro una vez al año, por lo que es una solución sencilla y de bajo mantenimiento. Los costes de inversión también son bajos, ya que los filtros se suministran en régimen de alquiler.

Las emisiones de COV son un problema generalizado, por lo que DESOTEC trabaja con muchos clientes en proyectos similares en toda Europa. Nuestro sistema de filtración móvil es modular, por lo que los clientes pueden añadir o eliminar filtros para cumplir con las normativas de emisiones cada vez más estrictas.

Aunque los oxidantes térmicos son la tecnología preferida para muchos proyectos, no suelen ser rentables cuando la producción es discontinua. Los filtros DESOTEC utilizan el carbón sólo cuando la producción está en marcha, por lo que no hay costes de funcionamiento durante el tiempo de inactividad.

Como parte de nuestro servicio, DESOTEC manipula todo el carbón usado, transportándolo de forma segura fuera de las instalaciones del cliente en unidades de filtrado cerradas. Todo el carbón usado se analiza en nuestras instalaciones para poder tomar las medidas correctas para su manipulación. Todas las moléculas adsorbidas en el carbón activo en las instalaciones del cliente se desorben en nuestros hornos de reactivación y se destruyen por completo de acuerdo con la legislación nacional y europea. Toda nuestra instalación y sus emisiones están sometidas a un control continuo en línea, lo que garantiza que sólo se ve salir de la chimenea vapor de agua inofensivo.

Para hablar de cómo los filtros DESOTEC podrían funcionar en tu empresa, ponte en contacto con nuestro equipo de ingenieros hoy mismo.

 

 

En las instalaciones de DESOTEC, todo el carbón usado se analiza para poder tomar las medidas adecuadas en la manipulación y eliminación del carbón saturado de los filtros móviles. El carbón usado que cumple con los criterios de aceptación de DESOTEC puede ser reactivado.

Esto significa que todas las moléculas que se han adsorbido en el carbón activo en las instalaciones del cliente se desorben dentro de los hornos de reactivación de DESOTEC. A continuación, estos contaminantes se destruyen completamente, de acuerdo con la legislación nacional y europea, mediante una instalación de incineración y neutralización. Toda la instalación y sus emisiones están sometidas a un control continuo en línea, lo que garantiza que sólo sale vapor de agua inofensivo por la chimenea.

En caso de que el carbón saturado no cumpla nuestros criterios de aceptación, se envía para su eliminación externa especializada.