Tratamiento del agua de lluvia contaminada después de un incendio en una planta química

Tras una catástrofe, las empresas necesitan una solución rápida y directa para evitar que se produzca contaminación.

El problema

Una planta química especializada de Francia sufrió un grave incendio en 2019, que dejó una parte de las instalaciones gravemente dañada.

Como consecuencia, la empresa química trató las aguas de extinción inmediatamente para evitar la polución, por ejemplo, en el entorno local. Sin embargo, seguía necesitando una solución para gestionar las aguas pluviales contaminadas.

La mayoría de los contaminantes del agua de lluvia guardaba relación con los productos químicos manipulados en las instalaciones, como los aditivos para lubricantes, mientras que otros se debían al humo.

No se podía restablecer la producción en la parte de la planta que solo había resultado levemente dañada hasta que la empresa química demostrase a las autoridades que tenía el problema bajo control.

Además, la intensa atención de los medios de comunicación y la gran inquietud pública provocaron que la fábrica tuviera que cumplir unos límites de emisiones de DQO más estrictos que antes.

La solución

Antes del incidente, DESOTEC ya estaba en contacto con la empresa para analizar las posibles soluciones para el tratamiento de sus emisiones. Gracias a ello, la empresa química ya tenía nuestra información de contacto a mano cuando la sacudió la catástrofe.

Además, la empresa química había recurrido a varios contratistas de remediación que también nos recomendaron como un buen socio con quien colaborar.

Sabían que disponíamos de procedimientos de urgencia y filtros a disposición para situaciones de emergencia, con el fin de poder actuar rápidamente cuando sea necesario.

Además, DESOTEC tiene una amplia experiencia en tratamiento de aguas de extinción, así como de agua de lluvia en instalaciones afectadas por incendios. Por este motivo, sabemos qué solución de carbón activo será la más adecuada y podemos optimizarla según sea necesario después de la instalación.

Por todo ello, la empresa química solicitó nuestra ayuda. Basándonos en nuestra experiencia y en nuestras conversaciones con el cliente sobre el caudal y los niveles de concentración de los productos químicos involucrados, determinamos que la solución óptima sería la instalación de dos grandes filtros MOBICON.

Los entregamos en la planta, y los instalamos y pusimos en marcha en menos de una semana tras el accidente, lo que ayudó a la empresa a cumplir los nuevos límites de DQO lo antes posible.

Los resultados

Aunque las concentraciones de DQO del agua de lluvia eran altas en un principio, los filtros DESOTEC fueron capaces de reducir su cantidad a los niveles fijados por las autoridades y así proteger el entorno local de la contaminación.

El cliente estaba enormemente satisfecho con la rápida instalación de esta solución tan flexible, directa y eficaz.

También valoró la asistencia continua de DESOTEC en la optimización del sistema de filtración, lo que le ha permitido al cliente centrarse en otras tareas sumamente importantes en este periodo tan crucial y estresante.

Gracias a un paquete de medidas, del que forma parte la solución de DESOTEC, la empresa química pudo ceñirse a los límites de DQO y conseguir el permiso de las autoridades para retomar la producción en la parte menos afectada de las instalaciones.

Nos complace haber podido ayudar a esta empresa. Y el sentimiento es mutuo. Nos satisface saber que, a raíz de esta cooperación, ha surgido una alianza permanente.

Este es solo un ejemplo de los muchos proyectos de emergencia de DESOTEC. También colaboramos habitualmente con clientes que detectan niveles imprevistos de DQO en sus aguas residuales, que deben tratarse antes de su vertido. Nuestros filtros ofrecen una solución rápida y directa mientras estos clientes investigan y resuelven el problema.

Póngase en contacto con DESOTEC hoy mismo

Las situaciones de crisis pueden aliviarse si las empresas ya cuentan con socios prospectivos que les ayuden a cumplir los límites de contaminación, y a recuperarse y ponerse en marcha lo antes posible. Podemos instalar filtros de carbón activo móviles para tratar las aguas de extinción y el agua de lluvia contaminada en cuestión de días tras haberse producido la catástrofe. La eficacia de nuestras soluciones es inmediata, lo que permite a los clientes proteger el medio ambiente y a sus vecinos, tranquilizar al público y demostrarles a las autoridades reguladoras que el reinicio de la producción es seguro.

DESOTEC está siempre dispuesto a estudiar cómo podríamos ayudar a su empresa en caso de emergencia e incorporarnos a sus planes de continuidad del negocio. Póngase en contacto con nosotros hoy mismo y comente con uno de nuestros ingenieros las necesidades de su empresa.

 

En las instalaciones de DESOTEC, todo el carbón usado es analizado de forma que se puedan tomar las medidas adecuadas para el manejo y extracción del carbón saturado de los filtros móviles. Las moléculas que fueron adsorbidas en el carbón activo en las instalaciones de nuestros clientes, son desorbidas dentro de nuestros hornos de reactivación. Estos contaminantes son destruidos por completo, de acuerdo con la legislación nacional y europea, mediante una instalación de incineración y neutralización. Dicha instalación al completo y sus emisiones están bajo continua monitorización en línea, lo cual garantiza que solo sea vapor de agua inocuo lo que sale por la chimenea.