Eliminación de COV de las emisiones atmosféricas durante la trituración de vehículos

La normativa sobre la calidad del aire es cada vez más estricta en muchas regiones, lo que lleva a las empresas a buscar nuevas soluciones de purificación fiables. En Bélgica, como en el resto de Europa, la atención se centra ahora en el sector de la trituración de vehículos. Los filtros móviles de Desotec pueden instalarse rápidamente, por lo que resultan ideales para las empresas que deben cumplir un plazo ajustado para los límites de emisiones más estrictos.

El problema

Como los vehículos constan de muchas piezas, el proceso de trituración emite una amplia gama de compuestos. Entre ellos se incluyen compuestos orgánicos volátiles (COV) como benceno, tolueno, etilbenceno y xileno (BTEX), hidrocarburos y disolventes de revestimientos y pinturas. 

La nueva legislación belga establece un límite de emisiones muy bajo para la trituración de automóviles (20 mg/m³ de carbono orgánico total (COT)). Las empresas se enfrentan a restricciones adicionales para otros compuestos, como los ftalatos, los policlorobifenilos (PCB), los polibromodifeniléteres (PBDE) y diversos metales. 

El reto se complica aún más por el hecho de que los caudales en este sector suelen ser grandes, desde unos 60.000 m³/h hasta más de 100.000 m³/h. No es fácil encontrar una tecnología capaz de tratar estos caudales de aire y, al mismo tiempo, reducir considerablemente el COT.

La solución

Cada uno de los modelos de filtro Aircon V-XL más grandes de Desotec puede tratar un caudal de entre 5.000 y 55.000 m³/h. Instalando varios filtros en paralelo, nuestro sistema tiene capacidad para tratar caudales mayores.  

Nuestros filtros contienen carbón activado, que adsorbe los COV y muchos otros contaminantes que pasan por el lecho filtrante. Para aplicaciones de trituración de vehículos, a menudo utilizamos un tipo de carbón especialmente impregnado para capturar un mayor número de moléculas. 

Para evitar que el filtro se obstruya, es importante protegerlo del polvo y la humedad, ambos habituales en los procesos de trituración. Por lo tanto, puede ser necesario un tratamiento previo con tecnología como filtros ciclónicos, depuradores húmedos o de aire, ultrafiltros y deshumidificadores. 

Los ingenieros de Desotec cuentan con la experiencia y los conocimientos necesarios para analizar los parámetros del proceso y adaptar las instalaciones de filtración a las necesidades específicas de cada empresa. 

Los resultados

Los filtros Desotec ya funcionan bien en muchas empresas de trituración de toda Europa. 

Cuando los filtros se saturan, el cambio es rápido y sencillo: sólo se tarda media hora de media y la interrupción de la actividad es mínima. 

A continuación, los residuos de la filtración se transportan en unidades de filtración cerradas fuera de las instalaciones de los clientes y se llevan a las instalaciones de Desotec para su manipulación segura. Todas las moléculas adsorbidas en el carbono se destruyen en nuestros hornos, controlados para garantizar que sólo sale vapor de agua por la chimenea. En la medida de lo posible, el carbono se reactiva, lo que reduce los costes de los clientes y aumenta su sostenibilidad.